Dolor Cervical. Cómo Practicar Asanas si se padece de Rectificación Cervical

Dolor Cervical.

Hoy responderemos una pregunta de una alumna de NEXOYOGA. 

Pregunta sobre el Dolor Cervical.

“Hola, José Antonio. Padezco dolor cervical hace un tiempo, pues tengo la zona cervical levemente rectificada. ¿Cómo puedo mejorarlo con la práctica de yoga? ¿Qué posturas me favorecen y cuáles no? Gracias. Adriana

Respuesta a Cómo Practicar con Dolor Cervical.

Ya sea por un traumatismo o por una prolongada tendencia postural errónea, la rectificación cervical y el dolor cervical, es un padecimiento bastante común. Consiste en una pérdida de la curvatura natural del cuello que lleva a estados de dolor agudo y crónico en la zona de hombros, cuello y espalda, así como posibles cuadros de nauseas y vértigo cuando se pinza algún nervio.
Estas molestias limitan al alumno a la hora de abordar su secuencia de asanas. En principio la secuencia de posturas de piernas puede abordarse bien, siempre que se respete la curvatura del cuello.

Es conveniente hacer las extensiones laterales como Trikonasana, Virabhadrasana II o Parshvakonasana con una pared detrás, a unos 15 cm. Hacer que el cuello curve elevando la mandíbula y llevando hacia detrás el tope de la cabeza hasta tocar la pared. Cuidando siempre que haya buen espacio entre la parte posterior de los hombros y las orejas.

dolor cervical uttanasana nexoyoga yoga

Durante las flexiones no se debe dejar caer muerta la cabeza por delante. Por ejemplo, hay que calzar la cabeza en perro cabeza abajo y usar un taco o un soporte para que la frente descanse en Uttanasana o Parshvottanasana (podría ser hasta una silla en caso de no tener suficiente elasticidad). De esta manera no seguimos sobre-extendiendo la parte posterior del cuello y no acrecentamos el dolor cervical.

No dejar caer la cabeza muerta hacia detrás en los backbends o extensiones de columna como Urdhva Mukha Svanasana o Dhanurasana. Siempre elevar la mandíbula y mover el tope de la cabeza hacia detrás sin dejarla caer. Siempre manteniendo los dorsales y toda la espalda activa y empujando las vértebras dorsales hacia dentro.

En principio y hasta que un especialista en yoga terapéutico revise el movimiento cervical, y causas del dolor cervical hay que evitar las torsiones de cuello. Se pueden practicar todas las torsiones sedentes y supinas sin girar el cuello ni poner rígida la garganta, ya que esto último también genera a la larga rectificación.

Evitar practicar shirshasana, sarvangasana, halasana o cualquier postura que deje el peso sobre la cabeza o la base del cuello sin la asistencia de un especialista en yoga terapéutico, ya que estas asanas necesitan ser ejecutadas y ajustadas con calzos e instrucciones específicas (para evitar el dolor cervical ) y difícilmente explicables en este artículo. Practicar posturas invertidas pasivas o con soporte.

En Shavasana poner un calzo cilíndrico detrás del cuello no muy grueso ni muy fino que simule el arco cervical y libere la tensión de la garganta.

Espero que esta breve guía les sea útil a aquellos alumnos de NEXOYOGA que padecen de dolor cervical.

Practiquen así y escríbannos con sus experiencias. Un saludo.

¡¡¡Buena práctica y feliz comienzo!!!

Si te gusta este artículo compártelo. ¡Gracias!

Plantéanos tus Dudas y Comentarios DEBAJO. Si eres Profesor Te invitamos a NEXOYOGA.

Cómo Realizar estas ASANAS de Manera Correcta y Eficiente

Asanas Incluidas en el Curso de Yoga Online: La Matriz Biométrica NIVEL 1 – El Arte de Dominar ASANA”.

Descubre el Video de “Ejecución Técnica” de esta Postura, y la Ficha Técnica Pedagógica en el Nuevo Curso de Yoga Online de NEXOYOGA

Shares