Beneficios de PARIGHASANA (Postura del Cerrojo)

Parighasa es una postura del grupo de posturas de lateroflexión de la cadera, esto es, que la pelvis se mueve lateralmente descendiendo un lado y elevando el otro, tal como en Uthitta Trikonasana, Uthita Parsvakonasana y Janu Sirsana II, por ejemplo.

Como bien sabemos, cuando practicamos yoga debemos darle a la columna todos sus movimientos tanto de flexión, lateroflexión, extensión y rotación, entre otros, para mantenerla joven, hidratada y flexible en toda su estructura vertebral y medular.

Este tipo de movimiento de latero-flexión no tiene tantas asanas como otros grupos posturales, por eso es importante en la práctica personal incluir varias de estas posturas para poder completar el trabajo óptimo de la columna.

Además, y como veremos más adelante, de entre todas las posiciones de este tipo, ésta trabaja muy concretamente en el estiramiento del músculo Cuadrado Lumbar, que se encuentra en los costados de la lumbar. Este músculo suele estar comprimido por sostener posturas sedentes mucho tiempo al trabajar o estudiar. La compresión de este músculo produce mucho dolor lumbar, que a veces confundimos con Ciática o Hernia Lumbar.

Ejecución Técnica de PARIGHASANA. ¿Cómo hacer la Postura?

Esta postura tiene muchas variantes. Yo voy a explicarla con el pie de la pierna estirada en flexión, es decir, flexionando el tobillo, como se ve en la figura siguiente.

PARIGHASANA Marian pulido

Podemos partir desde Virasana, sentados sobre los talones piernas y pies juntos con los empeines extendidos hacia atrás para enfatizar el trabajo del empeine y las tibias.

Incorporamos la pelvis y el tronco y nos quedamos con el torso y la pelvis como en Tadasana, es decir, erguidos y alineados, pero con las rodillas flexionadas y con las tibias y los empeines empujando hacia la esterilla.

Con las manos en las caderas y los pulgares por detrás a los lados del hueso sacro, le damos bajada a la piel de la parte superior de los glúteos, lo que nos ayuda a mantener la pelvis en extensión y los glúteos descendiendo hacia los talones.

Llevamos la pierna derecha al lateral derecho y en una primera fase la dejaremos flexionada a 90º para trabajar la alineación de la pierna derecha con la rodilla izquierda en el mismo plano, y el giro del muslo derecho hacia fuera entrando el hueso del muslo derecho (fémur) en la pelvis.

De pelvis hacia arriba estaremos haciendo extensión de la columna y rotación externa de los hombros con la entrada de los omóplatos hacia las costillas posteriores, para mantener la apertura del pecho y el espacio en las clavículas.

Estiramos la pierna derecha manteniendo la verticalidad del muslo izquierdo, y apoyamos la parte posterior del talón derecho en el suelo asegurando que desde ese talón y hasta la cadera derecha se realiza una tracción que fija el fémur en la pelvis, mantenemos la rodilla firme, pero no empujándola hacia el suelo, sino llevándola hacia la pelvis, evitando así la hiperextensión de la rodilla que suele darse en esta postura.

Los dedos del pie quedan mirando hacia el techo al igual que  la rodilla. Debemos sentir que se estira toda la línea que va desde la ingle interna derecha hasta el tobillo interno derecho.

Ponemos los brazos en cruz, giramos hacia fuera los hombros, manteniendo una buena conexión de los huesos de los brazos en los hombros. Con la exhalación flexionamos lateralmente la cadera derecha extendiendo los costados del torso y girando el tronco un poco hacia la izquierda para mantener la alineación del esternón hacia el frente y el costado derecho del torso con la pierna derecha.

Llevamos la mano derecha hacia la tibia derecha, el suelo o sobre un ladrillo (dependiendo de la flexibilidad) y el brazo izquierdo extendido en la línea del costado izquierdo y alineado con la oreja izquierda.

Debemos mantener continuamente el giro del muslo derecho hacia fuera para que ese fémur haga un buen contacto con la cadera.

También debemos mantener el estiramiento lateral de los costados para no comprimir las costillas más bajas contra el hueso de la pelvis. El costado derecho se queda un poco cóncavo. Suele pasar que el glúteo derecho se sale hacia atrás, y que el pecho se gira hacia el suelo, perdiendo la alineación lateral en el plano frontal. Debemos evitar esto en la medida de lo posible. 

Asanas Preparatorias para PARIGHASANA

Hay muchas asanas que nos pueden ayudar a preparar Parighasana, pero entre ellas destacan:

Adhomukha Svanasana con la planta del pie en el suelo o contra ladrillos o pared para estirar los isquiotibiales.

Virasana para extender los empeines y trabajar el empuje de tibias y empeines contra la esterilla.

Virasana

Utthita Trikonasana para la lateroflexión de la cadera y lateroextesión de los costados.

Utthita Parsvakonasana Además de los elementos de la anterior, aprendemos el estiramiento en diagonal del brazo izquierdo siguiendo la línea del costado.

Beneficios Osteo-Musculares de PARIGHASANA

  • Elonga los isquiotibiales de la pierna estirada, es decir, los músculos posteriores del muslo.
  • Estira la cara interna y posterior de la pierna estirada
  • Estira los tendones de la corva de la rodilla y tonifica los muslos.
  • Aumenta la flexibilidad de las caderas.
  • Elonga el cuadrado lumbar, los oblicuos y el transverso abdominal.
  • Estira los intercostales produciéndose una extensión desde la cadera posterior hasta los dedos de la mano izquierda.
  • Abre el pecho y el espacio entre las costillas.  

El Impacto de PARIGHASANA en el Sistema Fisiológico

  • Activa la circulación.
  • Estimula los riñones ya que el Cuadrado lumbar forma parte de la base muscular que sostiene los riñones y las glándulas suprarrenales.
  • Masajea y energiza los órganos abdominales (hígado, bazo, riñones, intestinos, páncreas) y favorece la digestión y la evacuación.
  • Masajea los nervios de la columna.
  • Abre el pecho y estira los pulmones aumentando la capacidad respiratoria lo que alivia los procesos de asma, alergias y gripe.
  • Lleva sangre a la zona baja de la espalda beneficiando a los dolores lumbares.
  • Aporta energía al hígado.
  • Es muy beneficiosa para persona diabéticas porque mejora el metabolismo.

Recomendamos NO PRACTICAR PARIGHASANA

  • Si hay molestia de rodilla se debe apoyar la rodilla sobre una manta
  • Si hay lesión de rodilla se puede hacer sentado en una silla.
  • Si hay dolor y/o inflamación en las caderas no se debe practicar.  
  • Si hay tendinitis o dolor de hombros, no extender el brazo posterior hacia el rostro, sino dejarlo en la cadera.  
  • Problemas de equilibrio: se puede hacer apoyando el metatarso contra la pared.

Algunas Variantes de Accesibilidad de PARIGHASANA

Hacia la pared:

Si hay problemas de flexibilidad en isquiotibial o cadera, la hacemos apoyando el metatarso en la pared y poniendo una plancha o ladrillo en la mano derecha vamos estirando el costado derecho hasta apoyar el ladrillo en la pared.

PARIGHASANA

Desde la pared:

Si hay problemas para mantener las caderas alineadas en el plano, apoyamos la cadera izquierda y muslo y tibia externa izquierda en la pared y estiramos el brazo derecho hasta apoyarlo en la tibia o ladrillo.

PARIGHASANA BENEFICIOS

Aplicaciones Terapéuticas de PARIGHASANA

Problemas de rodilla

Podemos poner una manta o almohada debajo de la rodilla flexionada para evitar el roce de la rótula con el suelo duro. En caso de molestia extrema al contacto de la rótula, hay que sustituir la postura por una variación de trikonasana.  

PARIGHASANA variante yoga terapeutico

Problemas lumbares y escoliosis:

Usaremos la variante de accesibilidad Hacia la pared para mantener el costado delantero con la mayor extensión posible.

PARIGHASANA Hacia la pared variante yoga terapeutico

Parigasana es una de las posturas que incluimos, junto a  otras posturas de Yoga optimamente BALANCEADAS y SECUENCIADA, en el Curso de Yoga Terapéutico de NEXOYOGA: Cómo Curar la Ciática. Es un curso especializado para Eliminar los Dolores de Ciática, y otras molestias de la Pelvis, causados por algunas de las siguientes Patologías:

Artrosis de cadera
Bursitis de cadera, bursitis trocantérea o trocanteritis.
Sacro-ileitis
Pubalgia u osteopatía de pubis
Dolor de caderas o de Coxis
Ciatalgia o dolor de ciática
Choque femoro-acetabular, o pinzamiento de Cam y/o Pincer
Desgaste y/o inflamación del labrum
Osteopenia u osteoporosis
Sobrecarga muscular

Si tienes Dolores de Pelvis causados por algunas de las anteriores patologías, te recomendamos hacer nuestro Curso de Yoga Terapéutico para ELIMINAR de Forma Rápida, Segura y PERMANENTE, tus Dolores de Ciática.

También te recomendamos ver este VIDEO para que comprendas POR QUÉ un Trabajo de Yoga Terapéutico, profesional y bien estructurado, puede impactar de forma positiva en la mejora de la Calidad de Vida 

Practicante de yoga desde hace 10 años, resido en Madrid. Me formé en Hatha Yoga estilo Iyengar y desde entonces mi inquietud se centra en la correcta alineación postural y en difundir el yoga para todo tipo de cuerpos y patologías no graves.

Me he formado en Yoga Terapeútico con distintas escuelas y en mi afán de continuar con mi formación, asisto a los cursos de especialización para profesores con NEXOYOGA.

He hecho una certificación sobre Suelo Pélvico y Embarazo, asistiendo a mi profesor de Madrid en sus clases de Yoga para embarazadas, así como en las clases de Yoga para Dolencias Menores.

Actualmente imparto clases en el Wells Sport Club de Madrid.

Publicado por: Marián Pulido

Profesora en formación en la Pedagogía NEXOYOGA. Certificada por NEXOYOGA en Yoga Terapéutico para la Columna Lumbar

Cómo Ejecutar PARIGHASANA de forma SEGURA Y EFICIENTE

Asana Incluida en el Curso de Yoga Online: La Matriz Biométrica NIVEL 1 – El Arte de Dominar ASANA”.

Descubre el Video de “Ejecución Técnica” de esta Postura, y la Ficha Técnica Pedagógica en el Nuevo Curso de Yoga Online de NEXOYOGA

Otras Posturas de Yoga de Interés

Shares