El Trabajo de las Muñecas en URDHVAMUKHA SVANASANA

El Trabajo de las Muñecas en URDHVAMUKHA SVANASANA

Compartimos una pregunta que nos dejó Jarmila, en nuestro Programa de PRE-FORMACIÓN para Profesores de Yoga, la cual consideramos relevante y que puede servir a otros muchos practicantes y profesores de Yoga

PREGUNTA:

Hola José Antonio qué observación me darías sobre la presión que reciben las muñecas en URDHVAMUKHA SVANASANA, lo que me ha llevado a lesionarme.

¿Será que estoy ejecutando mal? O necesito fortalecer mis muñecas antes de hacer la postura?

RESPUESTA ofrecida por Fátima Fernández, Profesora de Yoga en Formación en la Pedagogia NEXOYOGA

Hola Jarmila!

En Urdhvamukha Svanasana es importante repartir correctamente el peso del cuerpo en toda la palma de la mano para que las muñecas no se lesionen. 

Observa si las muñecas al realizar la postura tienden a girar hacia afuera recibiendo el peso únicamente en la cara externa haciendo incluso que los dedos pulgares e índices se levanten del suelo.

En ese caso, necesitas prestar más atención a la acción de sujeción de la cara interna de la muñeca, repartir también el peso en la base de los dedos e incluso activar el empuje de las yemas de los dedos contra el suelo para evitar que todo el peso recaiga sobre la muñeca externa.

Tiene que existir un empuje de las manos contra el suelo, manteniendo los brazos bien estirados, resistiendo el giro de los hombros hacia atrás y los omóplatos hacia el frente para hacer que el pecho se abra (llevando el esternón al frente y arriba) y evitar que la postura caiga.

También las piernas resisten estiradas, ya que al realizar la retroversión potente de la pelvis es fácil que la postura caiga si los muslos no resisten.

Todas estas acciones evitarán que la postura se “derrumbe” sobre las muñecas.

Si falta fuerza en la musculatura de los brazos y antebrazos para realizar estas instrucciones, debes poner bloques bajo las manos para disminuir parcialmente el impacto del peso del cuerpo sobre las mismas, así requerirás un poco menos de fuerza para lograrlo. 

La altura no tiene restricción, incluso podrías hacer el ejercicio con las manos sobre una silla (en este caso ya no se colocan los empeines contra el suelo sino que apoyamos los pies sobre los metatarsos.)

Gracias por consultar y a seguir practicando

ÚNETE al Excelente Grupo de Prácticantes, Instructores y Profesores en PRE-FORMACIÓN Para Certificarse como Profesionales de la Enseñanza del Yoga, con NEXOYOGA

¿Cuál es el proceso que lleva a Potenciar la Práctica Profunda?

¿Cuál es el proceso que lleva a Potenciar la Práctica Profunda?

Compartimos una pregunta que nos dejó Laura Fabiana, en nuestro Programa de PRE-FORMACIÓN para Profesores de Yoga, la cual consideramos relevante y que puede servir a otros muchos practicantes y profesores de Yoga

PREGUNTAS: Hola Jose. Algunas consultas:

1- Dhanurasana, la realizo con rodillas y piernas separadas. ¿Es correcto?

2- Shalabhasana y Makarasana la elevación de mis piernas es de muy pocos centímetros. ¿Qué puedo hacer para aumentar la elevación de las piernas?

3- Paripurna navasana y Ardha navasana, no puedo extender las piernas. Si puedo sostener la columna erguida, el pecho abierto, con piernas flexionadas elevar los pies del suelo, pero no tengo fuerza de extender las piernas. ¿Cómo puedo mejorar este aspecto?

4- Durante la serie del Ciclo 4 (Estabilidad) de la Guía Preparatoria de Pre-Formación, surgen “emociones, lágrimas”.

Al terminar mi energía se siente fresca (como si me hubiera dado un baño), y emociones de las que no estaba consciente, “se presentan, las puedo ver”. ¿Cuál es el proceso que lleva a descubrir cosas profundas de mi interior?, cuando la atención está pueda en cada ásana, y tratar de realizarla con precisión/integración

Aguardo tus comentarios. Muchas gracias. ¡Un abrazo!

RESPUESTA ofrecida por Fátima Fernández, Profesora de Yoga en Formación en la Pedagogia NEXOYOGA

Hola Laura Te respondo a esta consulta.

1-En Dhanurasana (al igual que en Ustrasana) la separación óptima de las piernas es el ancho de la pelvis, aunque lo más importante es que se realice una rotación interna potente de los muslos para evitar la compresión de la zona sacro-iliaca y también mantener alineadas las tibias con los muslos para evitar la compresión de los meniscos externos.

Se permite esta separación de las piernas ya que, al requerir una retroversión de la pelvis importante, los muslos ya tienden a girar hacia afuera, y si se quieren unir más las piernas requiere de una rotación interna de los muslos mucho más potente.

La instrucción no debe de ser únicamente de aducción de las piernas, sino de rotación interna de los muslos manteniendo la alineación con las tibias y, dentro de lo posible, aducir las piernas sin perder todo lo demás.

2-La elevación de las piernas en estas posturas depende de la fuerza de los isquiotibiales y de la elasticidad de los cuádriceps y la cara frontal de la pelvis, así es que intenta ir manteniendo más tiempo la postura para aumentar el tono y la resistencia muscular de los isquiotibiales a la vez que aumentas el tiempo de permanencia en virabhadrasana I y en virasana para disminuir la resistencia de la parte frontal de muslos y pelvis.

3- En Paripurna Navasana trabajamos sobre todo una flexión pélvica. Es normal que la postura se intensifique al estirar las piernas pues los músculos de la parte posterior de los muslos, al extenderse tiran en contra de la flexión de la pelvis haciendo cada vez más difícil el sostén de la posición.

Practica la variante de accesibilidad de la postura hasta que alcances más fuerza en los flexores de la pelvis y aumenta los tiempos de permanencia de asanas que estiren los isquiotibiales como parshvottanasana, adhomukha svanasana y uttanasana.

En Arhda Navasana trabajamos sobre todo con la fuerza del abdomen (recto abdominal), si te cuesta mucho trabajo elevar las piernas, empieza elevandolas menos, pocos grados desde el suelo.

Recuerda que puedes revisar todas las variantes de accesibilidad de las posturas dentro del curso de Matriz Biométrica, para ir poco a poco consiguiendo todos los objetivos:

https://academianexoyoga.com/courses/enrolled/443671

4- Durante la práctica se van rompiendo no solamente capas externas, sino que empezamos a tocar cosas más profundas que pueden hacer que surjan distintas emociones.

Lo interesante es estar conectado y atento no solamente a las dificultades físicas, sino prestar atención a cómo esas resistencias emocionales van emergiendo y se van disolviendo poco a poco.

La práctica cada día y con cada postura es distinta; hay que saber tomar conciencia, aceptar y disfrutar de este proceso.

Saludos y ánimo con la práctica!

ÚNETE al Excelente Grupo de Prácticantes, Instructores y Profesores en PRE-FORMACIÓN Para Certificarse como Profesionales de la Enseñanza del Yoga, con NEXOYOGA

Desequilibrio en Parshvotanasana y Parivritta Trikonasana

Desequilibrio en Parshvotanasana y Parivritta Trikonasana

Compartimos una pregunta que nos dejó Laura Cecilia Sánchez, en nuestro Programa de PRE-FORMACIÓN para Profesores de Yoga, la cual consideramos relevante y que puede servir a otros muchos practicantes y profesores de Yoga

PREGUNTA: Hola! Recien estoy comenzando con la primer práctica y además de sentir que quedo exhausta (mis músculos realmente se cansan) estoy teniendo algunos problemas con el equilibrio en Parshvotanasana y en Parivritta Trikonasana.

Soy bastante exigente conmigo misma por lo que supongo que el cansancio es porque desde el primer intento me quise quedar el tiempo completo en cada asana.

Sin embargo el tema del equilibrio en parshvotanasana y parivrtta trikonasana creo que viene de falta de extensión de la fascia externa o algo en la base de la postura pero no me doy cuenta como mejorarla.

Me podés dar algun tip que me ayude con ese tema?

RESPUESTA ofrecida por Fátima Fernández, Profesora de Yoga en Formación en la Pedagogia NEXOYOGA

Hola Laura!

No te preocupes porque te canses, es un trabajo intenso y es normal que al principio la musculatura se agote; poco a poco iras mas resistencia y fuerza en la musculatura.

En posturas del tipo de Parshvottanasana y Parivritta Trikonasana pueden ocurrir varios errores que hacen que perdamos el equilibrio:

  • Al llevar el torso al frente es fácil que el peso del cuerpo se desplace hacia la pierna delantera, por lo que es importante asegurarnos que continuamos llevando peso a la pierna de atrás, llevando peso al talón y al borde externo del pie haciendo las acciones correspondientes a esta pierna.
  • Otro factor a tener en cuenta es que se suele dejar desplazada hacia afuera la cadera de la pierna delantera, por lo que debemos trabajar la aducción de las piernas y caderas en este tipo de posturas para que el eje del cuerpo no se desplace y nos haga caernos hacia un lado. 
  • Por último observa si realmente hay un alargamiento correcto de la columna y una resistencia del trabajo del tren superior para que haya un equilibrio del trabajo entre piernas y torso, ya que no podemos depender únicamente del trabajo de las piernas para equilibrar las posturas.

Puedes trabajar las posturas con el soporte que necesites para ir equilibrándolas y notar mayor estabilidad.

Espero haberte ayudado!

ÚNETE al Excelente Grupo de Prácticantes, Instructores y Profesores en PRE-FORMACIÓN Para Certificarse como Profesionales de la Enseñanza del Yoga, con NEXOYOGA

El Apoyo del Talón en Virabhadrhasana I

El Apoyo del Talón en Virabhadrhasana I

Compartimos una pregunta que nos dejó Sara Ruiz, en nuestro Programa de PRE-FORMACIÓN para Profesores de Yoga, la cual consideramos relevante y que puede servir a otros muchos practicantes y profesores de Yoga

PREGUNTA:

Buenos días para los profes y compañeros que puedan ver esta información.
Ya llevo realizando la guía del ciclo 1 un poco mas de dos semanas, debo decir que ha sido hasta el momento toda una experiencia. Voy directo con la inquietud, me cuesta mucho aún lograr los indicadores de Virabhadrhasana I, en concreto, el talón se me levanta cuando llevo la pierna delantera paralela al suelo, y si apoyo talón pierdo alineación a nivel de la pelvis con el plano frontal.
Algún consejo o sugerencia, gracias.

RESPUESTA ofrecida por Fátima Fernández, Profesora de Yoga en Formación en la Pedagogia NEXOYOGA

Hola Sara… Con gusto respondo a tu consulta.

Virabhadrhasana I: Esta es una postura que requiere tres puntos importantes:

  1. La acción de la pierna de atrás.
  2. La flexión de la pierna delantera.
  3. Y la extensión del torso, acompañado de una intensa retroversión en la pelvis.

Cuando estas acciones no pueden realizarse en equilibrio puede ser por varias opciones:

  • Asegurate que estás haciendo correctamente las acciones de la pierna trasera: estirarla, abducirla  y rotarla hacia dentro desde la parte alta de la cresta iliaca; todo esto manteniendo la acción de sostén del maléolo interno hacia el externo.
  • Acortamiento de los gemelos, tendón de Aquiles– para mejorarlo puedes trabajar Utthanasana subiendo los metatarsos sobre unos bloques y desde ahí estirar y flexionar las piernas para trabajar la flexión de los tobillos y el estiramiento de gemelos y soleos. Mientras no se apoye del todo el talón, puedes poner un soporte debajo de él con la altura mínima necesaria.
  • Acortamiento de los flexores de la pelvis –  Puedes trabajar Virabhadrasana I con una silla para trabajar la potente retroversión pélvica y así poder extender la postura desde la pelvis.

Recuerda que todas estas opciones de accesibilidad y problemas de la postura, las puedes consultar en la ficha técnica de Virabhadrasana I, en el curso de Matriz Biométrica

https://academianexoyoga.com/courses/443671/lectures/10252363

Espero que mi respuesta te ayude 🙂

ÚNETE al Excelente Grupo de Prácticantes, Instructores y Profesores en PRE-FORMACIÓN Para Certificarse como Profesionales de la Enseñanza del Yoga, con NEXOYOGA

Molestia en los Isquiotibiales

Molestia en los Isquiotibiales

Compartimos una pregunta que nos dejó Lucas Santos, en nuestro Programa de PRE-FORMACIÓN para Profesores de Yoga, la cual consideramos relevante y que puede servir a otros muchos practicantes y profesores de Yoga

PREGUNTAHola José Antonio. Tengo una una problemática que me gustaría que Uds con la experiencia que tenéis me ayudeis a  solucionar. Se trata del isquiotibial. Cual ha sido vuestra experiencia con las recurrentes lesiones de esta parte del cuerpo si la habéis tenido.

Llevo desde principios de año teniendo problemas con el isquiotibial izquierdo. Problemas que me impiden de llevar una práctica más completa. El peso ejercido sobre ese músculo en las posturas de pie supone un gran obstáculo para mí. Gracias por todo un saludo.

RESPUESTA ofrecida por Fátima Fernández, Profesora de Yoga en Formación en la Pedagogia NEXOYOGA

Hola Lucas!

Generalmente cuando hay problemas en los isquiotibiales es debido a que no hay un trabajo equilibrado de las 4 caras de las pierna, sino que hay poco trabajo en la musculatura de los cuádriceps y gemelos y por lo tanto una sobre-extensión de los isquios.

Al empezar la práctica es importante que empieces a estirar poco a poco las piernas desde una semi-flexión, para que la musculatura se vaya calentando y vaya cediendo poco a poco. 

Cuando practiques posturas de pie donde requiera tener las piernas estiradas, es recomendable que entres a la posición con una pequeña flexión de la pierna delantera para irla estirando en la medida que no llegues al punto de dolor; además te recomiendo que hagas las posturas con un soporte para apoyar las manos para que la pierna no reciba presión y se reparta el peso del cuerpo entre brazos y piernas.

Te deseamos una buena práctica.

Fátima Fernández

ÚNETE al Excelente Grupo de Prácticantes, Instructores y Profesores en PRE-FORMACIÓN Para Certificarse como Profesionales de la Enseñanza del Yoga, con NEXOYOGA

La Enseñanza Ética Elimina las Creencias Limitantes

La Enseñanza Ética Elimina las Creencias Limitantes

El Mejor Aval de un Profesor de Yoga, es Compartir su Propia Experiencia y Realización Personal

Hoy queremos compartir un artículo que consideramos MUY IMPORTANTE, ya que es una “Auto-Limitación Mental” que frustra el deseo genuino de muchos practicantes de Yoga, cuando se planteas la idea de comenzar a ENSEÑAR YOGA

Es la respuesta a un correo recibido de suscrita a nuestras publicaciones, y por nuestra experiencia, sabemos que su postura frente a la situación que está viviendo, puede ser la de muchas personas que quieren dedicarse de forma profesional a la enseñanza del Yoga

Este es el correo que nos envió Karen, de Lima, Perú

Buenas noches NexoYoga:

Primero felicitarlos por la calidad, valor de sus enseñanzas y la energía tan inspiradora que transmiten.

Hace 5 meses recibí un correo vuestro, bastante profundo, que me llevó a una importante reflexión. Me preguntaba: ¿qué me está limitando para poder desarrollarme como profesora de yoga?

Más allá que tome un curso con nexoyoga o que tome otro curso ¿qué me está deteniendo para enseñar y crecer en la enseñanza?

Tras pensarlo mucho, llegué a la conclusión que el principal obstáculo era yo misma. Me explico:

Comencé a practicar yoga hace 3 años, después de los primeros 5 meses de práctica alguien me animó a tomar el profesorado. Estaba muy ilusionada con iniciar ese camino de enseñanza y por tomar nuevos hábitos de vida e iniciar un despertar espiritual, ciertamente mi vida cambió por la práctica, pero también comenzaron a aflorar muchos miedos y creencias limitantes a medida que iba creciendo en la práctica.

Terminé de cursar el profesorado, inmediatamente me dijeron que tenía tendinitis, me recomendaron que ayudaría mucho para la lesión salir unos meses de la fría y húmeda Lima, renuncié a la empresa donde trabajaba (ya tenía previsto renunciar y dedicarme a la enseñanza) Estuve viajando por 1 año y medio por Ecuador y Colombia, daba algunas clases esporádicas a amigos, hacia sadhana diaria, mi practica tranquila pues si bien ya no tenía el dolor inicial aun sentía molestia en la rodilla. Cada vez que intentaba asanas más avanzadas y a nivel físico, y no podía, sentía que no tenía la autoridad de dictar clases con una lesión como tendinitis, incluso así siempre me animaba a dar alguna clase nivel inicial a amigos.

Ahora, después de 1 año, si bien no hago asanas diarias, aún tengo la sensación de que no puedo crecer en mi práctica. Hace un mes y medio me diagnosticaron artrosis en la rodilla derecha y escoliosis dorsal, fui a dos especialistas; el primero me dijo que era leve y el segundo que no veía desviación de columna en los rayos X. Entonces llegué a esta conclusión.

Quizás el hecho de no estar en las condiciones físicas necesarias es lo que me impide enseñar, pues la verdad es que me encanta mucho el camino de la enseñanza de yoga, quizás al inicio me daba miedo pero ahora quiero afrontarlos pero mi condición ya no me lo permite.

Y esta es mi cuestión, ¿podría retomar el camino de enseñanza aún con éstas limitaciones físicas? He aceptado que el componente mental predomina, la mente es un limitante ciertamente, pero si ya se realizó en el plano físico, qué me recomiendan?, ¿debo seguir? Y lo físico, como todo, ¿cambiará, mejorará?

Gracias de corazón por leerme, y saludos desde Perú. Karen García.

RESPUESTA A KAREN:

Hola Karen.

Ante todo agradecer tu respuesta y pedirte disculpas por la demora en contestarte.

Te contestamos por partes a tu situación.

Primero: El hecho de que tengas una condición física que te limita, no debe ser un obstáculo para la enseñanza. De hecho, Iyengar creo toda una escuela de Yoga con la utilización de los soportes, ya que él tuvo que adaptar el yoga a sus limitaciones, mientras las iba venciendo.

Lo que te quiero decir con este, es que tus limitaciones, según lo vemos nosotros, son una oportunidad para que aprendas a SUPERARLAS y luego puedas enseñar a otras personas, por ejemplo, con tendinitis, COMO SUPERARLAS con la práctica del Yoga.

Nadie puede TRANSMITIR una experiencia personal de superación, mejor que aquella persona que vivió el proceso.

¿Ves la gran oportunidad que hay aquí?

Segundo: Imagina que tu práctica te lleva poco a poco a la superación de estas dolencias y a mejorar tu calidad de vida. ¿No te sentirías con toda la CONFIANZA y AUTORIDAD del mundo para enseñar a otros a conseguirlo?

Yo diría que sí.

La desconfianza viene cuando uno se propone ENSEÑAR lo que no ha EXPERIMENTADO, pero sin duda alguna puedes entregar VALOR REAL compartiendo tu vivencia personal.

Tercero: Lo que si debes hacer es APRENDER a superar tus limitaciones, de una forma segura y óptima… ¿Qué asanas y secuencias utilizar?, ¿qué soportes te permiten avanzar en el camino de una forma segura?, ¿con qué límites físicos y mentales debes aprender a convivir y como expandirlos?, ¿qué indicadores debes tener en cuenta para pasar de un asana a otra o de una secuencia a otra?, ¿cómo CRECER en este proceso, de forma segura? Etc.

Todas estas preguntas deben ser TU GUÍA. Y la experiencia del camino, testeada y documentada, es lo que te hará DUEÑA DE TU ENSEÑANZA…

Cuarto: Todo este proceso te permitirá ir EXPANDIENDO tu experiencia personal y por ende tú Zona de Confort, pero siempre debes ir más allá.

Puedes comenzar tu enseñanza especializándote en ayudar a otras personas a caminar el camino que tú estás superando, y para enseñar esto solo necesitas estar unos pasos por delante de ellos. Esto es enseñar con ética.

Aunque es un poco abstracto, quizá este ejemplo nos ayude a explicarlo.

Si del 0 al 10 valorases tu nivel de experiencia en la práctica de yoga, y tu respuesta fuese que estás en un NIVEL 5, entonces puedes prepararte para enseñar Yoga con dos objetivos.

Objetivo 1: Ayudar a personas con molestias y dolencias como la tuya, a recuperar su equilibrio y bienestar, con aplicaciones terapéuticas del Yoga. Acompañarles por el camino que tú ya has caminado. Podríamos decir que estarías “Sacando” a estas personas de un NIVEL BAJO CERO (con dolor) a un NIVEL 0 (neutro, sin dolor).

Objetivo 2: Llevar a un practicante principiante desde un NIVEL 0 hasta un NIVEL 3… Mientras enseñas hasta un NIVEL 3, tú práctica personal y el desafío de tu crecimiento en Yoga, está en un NIVEL 5.

Hacer esto, si tienes vocación por la enseñanza y te apasiona ayudar a otras personas en este camino, es 100% ÉTICO.

Lo que no es ético, según lo vemos en NEXOYOGA, es que tu práctica y experiencia personal estén en un NIVEL 5, y estés enseñando en un NIVEL 6 o superior.

Pero tampoco es lógico que muchos profesores de yoga busquen formarse continuamente para “sentir” que están en un NIVEL 10 (algo que nunca se consigue) para entonces atreverse a enseñar en un NIVEL 1. Esto causa una parálisis de acción por el desequilibrio entre el exceso de información teórica, con la deficiencia de experiencia práctica en la enseñanza.

La pregunta es… ¿Hasta dónde quieres llegar como profesor y/o profesional de la enseñanza del Yoga?

Y sin importar cuál sea la respuesta, lo más importante es CENTRARSE EN EL SIGUIENTE PASO Y DARLO, ya la experiencia del camino y las horas de vuelo harán el resto.

En tu caso personal Karen, paralelamente a lo que ya estás haciendo, creo que debes aprender a superar tus limitaciones de una forma ÓPTIMA y SEGURA, y para esto, te ayudaría muchísimo asistir a uno de los Cursos Intensivos de YOGA TERAPÉUTICO de NEXOYOGA.

Si de verdad tienes la VOCACIÓN de ayudar a otras personas en este camino y sientes el deseo ardiente convertirte en una Profesional de la Enseñanza del Yoga aportando VALOR REAL, en NEXOYOGA tienes un gran aliado.

¡TE ESPERAMOS!

NAMASTE

 

Te invitamos a Tomar el Programa de Acompañamiento para Profesores de Yoga en nuestra “Academia NEXOYOGA

Shares